×
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Filtrar por
Precio
-
Categorías
Marca
Color
Color
Longitud

GIRADISCOS

Mostrando 1-24 de 93 artículo(s)

El vinilo es un formato en constante crecimiento. En España, algunas compañçias están obteniendo mayores beneficios de la venta de vinilos que de CD's.

Pero para escuchar un buen vinilo se necesita un tocadiscos de calidad y que incorpore una buena aguja fonocaptora con una potencia de motor correcta. Si la aguja es pesada ejerce mayor presión sobre los surco de los vinilos orginiando mayor erosión en estos. Norlmalmente este es el motivo de que se produzca sonido menos deifinido y más ruidoso. 

Por otra parte, un plato que no amortigüe bien las fluctuaciones de la base donde asienta pueden provocar que el vinilo se deteriore y sufra pérdidas en el sonido.

Al igual que un reloj analógico un giradisco se componen de varias piezas mecánicas que deben ajustar correctamente. En CLAVE AUDIO disponemos de un amplio catálogo de tocadiscos de alta calidad.

TIPOS DE GIRADISCOS

Tocadiscos de tracción directa

Ideales para uso intensivo porque carecen de piezas mecánicas que puedan sufrir desgaste, son más silenciosos y el movimiento es más uniforme.

Tocadiscos de de correa

Son más baratos de construir, pero sus piezas sufren mayor degradado y, aunque son reparables fácilmente, tarde o temprano pierden su calibrado. Además, tardan más en lograr la velocidad nominal.

Tocadiscos de polea

Alcanzan la velocidad nominal al instante, son baratos y robustos. Pero sus piezas se deterioran con facilidad, añaden ruido de fondo y una vez se estropean, son difíciles de reparar.

PARTES DE UN GIRADISCO

Plataforma

La plataforma es la base rectangular con unos pies gomosos y de muy baja altura. Normalmente a mayor peso se absorberán más vibraciones y, por tanto, el plato tendrá más estabilidad. También es aconsejable que el modelo sea de tracción directa.

Brazo

Este es el elemento maestro que comunica el vinilo con nuestro tocadiscos. Estos pueden ser manuales o automáticos. Actualmente la mayoría son automático que al pulsar "play" la aguaja empieza a leer el vinilo, pero los manuales son más precisos y, además, son ideales para mezclas y sufren menos al saltar de una canción a otra no consecutiva.

También hay que considerar la calidad del anti-skating, una pequeña pesa que hace palanca para evitar que la aguja “patine” y sus lectura sean firmes. Su sistema de ajuste es similar al de una romana.

El brazo termina con la cápsula fonocaptora y ésta, a su vez, en una aguja. Ella es la encargada de leer las ondas sinusoidales. Se trata de uno de los elementos más importantes. La punta puede ser o bien una bobina o un imán.

Brazo

Lo normal es que el tocadiscos tenga entrada RCA estéreo, incluso con un preamplificador. El phono se reconoce por tener color blanco para la L (izquierda) y rojo para la R (derecha). Pueden llevar una salida frontal de auriculares y, en la contrapartida trasera, entrada de jack estéreo de 1/8" y, a ser posible, de jack de 1/4", por si se quiere conectar con unos monitores de estudio o mediante un Home Cinema. Es importante las conexiones digitales: USB o S/PDIF, ideales para ofrecer una mayor comunicación entre otros dispositivos.

Velocidades

Los discos se clasifican por su diámetro en pulgadas (12”, 10” o 7”), su velocidad rotacional en revoluciones por minuto (162⁄3, 33, 45 y 78) y, la suma de estos dos valores, da como resultado la capacidad del vinilo: LP (Long Play) para 33 RPM, SP (Standard Play) para los 78 RPM, EP (Extended Play) para los sencillos, habitualmente de 12”, etcétera.

Motor giradiscos

La mayoría de motores en la actualidad son de corriente continua y tracción directa, los cuales no utilizan electroimanes, la energía que los alimenta es eléctrica y no magnética, de forma que el rotor se alimenta de manera estable.

Leer más

Mi cuenta

Ofertas

Menú

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse