Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Síguenos en Clave en Facebook Clave en Twitter
91 401 63 07
info@claveaudio.com
MARCAS
LA SERIE VENERE DE SONUS FABER EN OFERTA
LA SERIE VENERE DE SONUS FABER EN OFERTA
LA SERIE VENERE DE SONUS FABER EN OFERTA

Ahora que hay una promoción de la serie Venere de la mítica Sonus Faber, vamos a contar un poco de su trayectoria


“Sonido hecho a mano”.

Este es el significado de las palabras latinas Sonus faber, que dan nombre a uno de los fabricantes de cajas acústicas de mayor éxito entre los melómanos de todo el mundo.

La clave de tal éxito hay que buscarla en la idea de compromiso permanente entre ciencia, tecnología y arte que subyace en el enfoque que el equipo de diseño de la marca da al proceso de creación de cada uno de sus productos. Un proceso que, al igual que en las verdaderas obras de arte o en actos tan aparentemente banales como la concepción de un sofisticado plato de cocina vanguardista, exige a partes iguales inspiración –un acto incuantificable e imprevisible que distingue al pensamiento humano de las máquinas- un conocimiento profundo del comportamiento de los materiales que utilizaremos para plasmar esa inspiración en algo tangible, físico y, por supuesto, un sentido del equilibrio que haga posible que el diseño final se mueva en unas coordenadas razonables.

Para los ingenieros de Sonus faber, la puesta a punto de cajas acústicas es mucho más que un simple mecanismo basado en la fusión de una serie de especificaciones predeterminadas con unos requerimientos económicos y unos determinados imperativos estéticos.

No en vano los productos por ellos creados se sitúan en unas coordenadas claramente diferenciadas de la percepción industrial que gobierna el comportamiento de muchos de sus competidores.

En Sonus faber, el sonido se hace verdaderamente a mano, lo que significa que cada caja acústica que allí se construye tiene un sentido, una misión que cumplir respetando siempre los principios que constituyen el alma de la firma italiana.

La historia de Sonus faber se remonta a 1979 y cuando el todavía revolucionario sistema de altavoces Snail Project (1980; sólo se produjeron diez unidades) vio la luz, su creador se apoyó en reflexiones como la siguiente para explicar el nombre con el que bautizó a su nueva empresa:“Quisimos dar este nombre a nuestro trabajo, a nuestra manera de reproducir sonido 'con sentimiento'.

El recinto de una caja acústica tiene una importancia tal que nos inspiramos en las ideas y técnicas que hicieron posible la construcción de los instrumentos de cuerda, cuyo auténtico valor radica en el cuidado puesto en la fabricación de su caja de resonancia.

Así es cómo nuestras cajas acústicas alcanzan su timbre acústico puro, absoluto... en suma definitivo, que las caracteriza.”

En consecuencia, para Sonus faber la fabricación de cajas acústicas tiene que mucho que ver con la de un violín o una guitarra acústica.

De ahí que cada vez que la firma transalpina se sumerge en un nuevo proyecto prefiera seguir los requerimientos fisiológicos naturales del acto de la escucha que concentrarse en fríos datos técnicos.

Una filosofía que bebe del espíritu de los grandes sabios del renacimiento –con Leonardo da Vinci en cabeza- y los maestros artesanos que siglos más tarde construyeron en la localidad italiana de Cremona instrumentos musicales todavía insuperados es, en definitiva, el hilo que desde siempre ha guiado a Sonus faber.

Y de esta coherencia conceptual han nacido una serie de productos que, como sucede con las verdaderas obras de arte, han resistido sin inmutarse el paso del tiempo incluso en un mundo tan cambiante como el de la reproducción musical.

Modelos como la Parva (1983), la Minima (1984), la Electa Amator (1987), la Extrema (1991) o la Guarneri Homage (1993) demuestran de forma inequívoca la diferencia entre producir y crear cajas acústicas.

Más aún, la Guarneri Homage, primera de la serie con que la firma italiana brindó su particular homenaje a los maestros artesanos de Cremona, no sólo sigue en catálogo veinte años después de su presentación sino que se ha convertido en el producto de su clase preferido por muchos músicos profesionales...

No en vano algunos de ellos participaron en los detalles que precedieron a su puesta a punto definitiva.

Pero Sonus faber es también una compañía del mundo real, lo que significa que para quienes la hacen posible los detalles tecnológicos e industriales son esenciales para garantizar el mantenimiento de unas prestaciones invariables entre las distintas unidades de un mismo modelo y, por supuesto, para asegurar una producción regular.

De ahí la obsesión por seleccionar los mejores componentes –altavoces, recintos, filtros divisores de frecuencias- disponibles en el mercado y la puesta a punto de una estructura productiva que combina con un magistral sentido del equilibrio el montaje artesanal e individualizado –y por tanto personalizado- con los procesos de control de calidad y verificación de parámetros técnicos más sofisticados del momento, aspectos que se pueden palpar en cada uno de los modelos de la extensa gama de cajas acústicas que configuran el actual catálogo de Sonus faber. Una gama que, presidida por los monumentales, aristocráticos y extraordinariamente musicales modelos The Sonus faber y Aida, depositarios ambos de una verdadera revolución tecnológica que poco a poco se va trasladando a familias más asequibles (Venere, Olympica), ocupa hoy más que nunca un lugar destacado en la cúspide del High End mundial.

Carrito de la compra

contenido: 0 articulos
total: 0,00 €
condiciones de venta
Newsletter
Última novedad

c\ Padilla, 68 - 28006 Madrid
91 401 63 07
info@claveaudio.com